Trucos y remedios caseros naturales para el mal aliento

El mal aliento es un problema común. En nuestro blog te en contamos varios trucos y remedios caseros naturales para el mal aliento.

Trucos y remedios caseros naturales para el mal aliento

El mal aliento puede parecer un problema trivial, pero desde luego para quien lo sufre no lo es. Porque el mal aliento causa inseguridad a la hora de hablar con alguien. En nuestro blog te en contamos varios trucos y remedios caseros naturales para el mal aliento.

Halitosis crónica es un problema común. El 90% de las personas con halitosis crónica sufren de excesiva acumulación de ciertas bacterias que causan halitosis en la parte posterior de la lengua o entre los dientes. Antes de nada, ve al dentista, es importante localizar el origen del olor para descartar que se deba a algún problema médico.

Remedios caseros naturales para el mal aliento

Cepillarse los dientes

Es una obviedad, pero el cepillado después de las comidas o al menos dos veces al día mantendrá el mal aliento a raya. Es importante ser metódico y asegurarse de cepillar bien todas las superficies, incluyendo la lengua y las encías. Para la lengua puedes encontrar raspadores específicos.

Usar hilo dental

Por muy bueno que sea el cepillo de dientes, hay lugares a los que es difícil llegar. En esos sitios trozos de comida se almacenan y se pudren. Pero lo sí puede llegar es el hilo dental.

Beber agua en abundancia

Beber agua es uno de los consejos más manidos de los médicos. Pero si no bebes el suficiente agua el flujo de saliva disminuye, lo que hace que la respiración sea más concentrada y se pueda acumular el mal olor en la boca.

Beber un vaso de vino al día

Un estudio reciente en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry encontró que beber vino tinto con moderación puede inhibir el crecimiento de bacterias. (Enjuágate después con agua para evitar manchas).

Comer manzanas

Las manzanas y otras frutas ricas en fibra que requieren una gran cantidad de mascar ayudan a limpiar los dientes, al tiempo que la vitamina C que contienen mata las bacterias.

Mascar chicle.

El chicle no es solo una forma de liberar tensión y engañar al hambre. Masticar chicle sin azúcar durante todo el día puede ayudar a limpiar las partículas de comida entre los dientes y mantener la boca húmeda.

Beber té

Cambia el café de la tarde por una taza de té verde o negro en su lugar. Ambos contienen polifenoles, que impiden el crecimiento de bacterias.

¿Conoces otros remedios caseros para el mal aliento? Compártelos en los comentarios

 


visibility 1194
favorite 516

Si te ha gustado, dale a me gusta y compártelo con tus amigos


Comparte tu opinión, ¿qué te pareció el artículo?