Bronceado saludable: cómo ponerse moreno sin peligro

Para muchas personas, el verano significa pasar un rato en la piscina o en la playa, disfrutando de los rayos del sol en búsqueda del perfecto bronceado dorado. Pero si quieres conseguir un bronceado saludable y ponerte moreno sin peligro, no puedes hacerlo de cualquier manera.

Bronceado saludable: cómo ponerse moreno sin peligro

Para muchas personas, el verano significa pasar un rato en la piscina o en la playa, disfrutando de los rayos del sol en búsqueda del perfecto bronceado dorado. Pero si quieres conseguir un bronceado saludable y ponerte moreno sin peligro, no puedes hacerlo de cualquier manera.

Cómo conseguir un bronceado saludable

La clave es disfrutar del sol con sensatez, la búsqueda de un equilibrio entre la protección del sol y las grandes actividades de verano como el voleibol de playa y natación. Los protectores solares son una de las mejores defensas contra el daño solar, ya que te protegen sin interferir demasiado con el bronceado.

El número SPF en un protector solar muestra el nivel de protección UVB que da. Los protectores solares con un SPF mayor número proporcionan más defensa contra los dañinos rayos UV del sol. Nuestros consejos:

Usa protector solar con un SPF de al menos 15 todos los días, incluso en días nublados y cuando usted no planea pasar mucho tiempo al aire libre. Usar protector solar todos los días es esencial, ya que hasta un 80% de la exposición al sol es incidental (por ejemplo, la que puedes conseguir paseando al perro o comiendo al aire libre).

  •          Usa un protector solar de amplio espectro que bloquee los rayos UVA y UVB. Idealmente, deberían también ser hipo alergénicos.
  •          Vuelve a aplicar protector solar aproximadamente cada dos horas. También después de nadar o sudar en exceso.
  •          Toma descansos frecuentes. Los rayos de sol son más dañinos entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. Durante esas horas, haz parones para refrescarte en el interior o en la sombra durante un tiempo antes de salir de nuevo.
  •          Usa un sombrero de ala ancha y gafas de sol que proporcionen casi el 100% de protección contra la radiación ultravioleta.
  •          Evite los "aceleradores" del bronceado o píldoras de bronceado que pretenden acelerar la producción corporal de melanina u oscurecer la piel. No hay pruebas de que funcionan
  •          Ni fuera del verano podemos estar completamente a salvo de las quemaduras. Sabes que el agua es un gran reflector de la radiación UV - pero también lo es la arena, el hormigón, e incluso nieve. Esquiar en la nieve y otras actividades de invierno conllevan un riesgo significativo de quemaduras solares, por lo que siempre hay que aplicar protector solar antes de salir a las pistas.

Si estás buscando un bronceado saludable, ten en cuenta que los bronceadores falsos no producen melanina, por lo que no protegen contra las quemaduras solares. 

Encuentra los mejores perfumes imitacion baratos en nuestra tienda online Esenzzia


visibility 1626
favorite 586

Si te ha gustado, dale a me gusta y compártelo con tus amigos


Comparte tu opinión, ¿qué te pareció el artículo?