¿Cómo funciona el olfato? | Características y funcionamiento

¿Alguna vez te has preguntado por qué puedes oler un perfume? En nuestro post de hoy te damos un breve resumen de cómo funciona el sentido del olfato. Todo para contestar a la pregunta: ¿por qué olemos?

¿Cómo funciona el olfato? | Características y funcionamiento

El sentido del olfato nos permite una percepción sensorial única. Nos activa, nos relaja, nos advierte ¿cómo podemos sentir todo eso por un olor? Cada persona tiene la capacidad de reconocer olores y disfrutar o desechar aquello que se percibe. El sentido del olfato tiene la responsabilidad de cuidarnos, alertarnos o propiciar nuestro deleite. Es un sentido que se afecta con las afecciones de la garganta por su comunicación estrecha y que puede limitarse por enfermedades como la gripe.

Características del sentido del olfato

Su sede es la cavidad nasal. Su entrada en las fosas nasales permite el primer contacto de las emanaciones del olor. En la mucosa de la nariz se emiten las primeras señales. Toda esa zona es de fácil excitación.

Está formada por, aproximadamente, 20 o 30 millones de células. Ellas son capaces de transformar toda la información química contenida en la fragancia en señales nerviosas. Ese proceso se realiza por la comunicación entre neuronas.

Dicho intercambio de información se llama sinapsis. Así se desplaza el mensaje hasta el cerebro. Es allí donde se realiza el análisis. El bulbo olfatorio acumula todo los datos eléctricos obtenidos y los decodifica para remitirlos al sistema límbico. El sistema límbico es el centro de las emociones humanas, al procesarse cada olor en su sede se influencian por las emociones. Ésta es la característica más importante del sentido del olfato.

Se diferencia de los demás sentidos por su comunión con el mundo emocional de cada persona. Allí se ejecuta el análisis para su interpretación y transformación en las respuestas corporales y psicológicas. Es un sentido donde interviene la nariz y el cerebro para activar, reconocer y valorar los estímulos olfativos.

Funcionamiento del sentido del olfato

El sentido del olfato tiene la función de darnos los mensajes de nuestro entorno físico. Es uno de los sentidos que nos permite captar estímulos del medio ambiente. Así podemos responder ante situaciones de búsqueda, alimentación, trabajo, recreación y otras.

Las respuestas son fisiológicas y de conducta.

  • Fisiológicas. salivación, sudoración, sensación de relajamiento, de bienestar o de malestar general. Se puede llegar hasta la náusea o dolor de cabeza.
  • Psicológicas. Aceptación o rechazo de un alimento. Incomodidad en un lugar. Respuestas emocionales de alegría, tristeza, euforia son creadas por los estímulos de los registros olfativos.

Estímulos

Todo lo captado por nuestros órganos sensoriales son estímulos. Se reconocen los externos y los internos.

  • Los estímulos externos son los sonidos, olores, sabores, colores.
  • Los estímulos internos son la sensación de sed, de hambre, de cansancio.

Los olores son estímulos externos. Los olores no despiertan palabras en nosotros.

Es un poco difícil describirlos. El olor se percibe cuando uno o más compuestos químicos llamados odorantes entran en las fosas nasales. Es posible diferenciar más de 10.000 olores diferentes. La sensibilidad ante el olor cambia según la duración de la exposición al mismo. También lo afecta el lugar donde se percibe.

Un olor intenso al aire libre es diferente a uno en una habitación cerrada. Es posible acostumbrarnos a ciertos olores hasta sentirlos en menor intensidad.

Personas que trabajan en procesadoras de chocolate manifiestan su ansiedad y apetito durante los primeros días. Luego el olor se percibe diferente y ya no causa deseo. En la sociedad tenemos lugares de creación de olores fuertes y desagradables. Los criaderos de animales, plantas de tratamiento de agua y los rellenos sanitarios. En las ciudades, la cercanía a una panadería nos estimulará, un parque infantil o una plaza tendrán árboles y una vegetación cargada de aromas.

En el hogar los olores emanados de la cocina durante la preparación de los alimentos son estímulos olfativos fuertes. De hecho podemos reconocer cierta condimentación o tipo de comida por su olor. Las carnes al sartén y los guisos de la madre son estímulos olfatorios reconocidos por toda la familia. El olfato nos permite viajar al pasado. Podemos recordar celebraciones especiales con familiares que ya no están con nosotros. Su manera de preparar postres o guisos nos traerá evocaciones. Esas conexiones naturales son valiosas para todos los integrantes de la familia. Llegar a casa, es encontrarse con todo un universo olfativo.

Cómo percibimos el olor del perfume

Las partículas aromáticas del perfume llegan hasta la nariz ingresan por el epitelio olfatorio y son procesadas por el sistema olfativo. El olor del perfume tiene sus etapas.

  • La primera fase. Las notas de salida o cabeza son el primer olor. Es el más fuerte para generar expectativas. Dura pocos minutos.
  • La segunda fase. Las notas del corazón. Es la evolución del olor del perfume. Con ella percibimos la mezcla de sus notas con la piel y el medio ambiente. Dependiendo de la calidad del perfume puede durar horas.
  • La tercera. El fondo es la parte final. Es difícil de detectar cuando se inicia. El aroma se hace sutil, el olor disminuye.

Potenciar tu sentido del olfato

¡Si! Es posible desarrollar el sentido del olfato. Con paciencia y un poco de constancia.

  • Primero. Cuidar la respiración. Una buena respiración es la base de la percepción de los estímulos olfativos. En el caso de los perfumes es vital. Esa inspiración que se toma para apreciar el olor no debe ser exagerada. Tampoco puede ser tímida, debe ser equilibrada.
  • Segundo. Al exponerte al estímulo debes concentrarte en apreciar el aroma y de ser posible, distinguir contenido. Tonos frutales o amaderados son de fácil reconocimiento.
  • Tercero. Cuidar la higiene de la cavidad nasal. La resequedad o congestionamiento de las fosas nasales interrumpe el proceso olfatorio.

Los perfumistas aprender a respirar apreciando cada fase del perfume. Ellos aprenden a respirar. También desarrollan un gran inventario de olores. Su memoria olfativa es enorme.

Nosotros podemos desarrollar nuestra memoria olfativa aumentando nuestro inventario de fragancias. Recorrer tiendas preguntar acerca de sus ingredientes. Revisar por internet las características de los nuevos perfumes y de los tradicionales que no conocemos. Interesarnos por la terminología del área de los aromas nos ayudará. Te recomiendo insistir en experimentar los olores de perfumes hasta lograr potenciar el olfato con referencias específicas. Tu memoria crecerá y tus ganas de probar nuevas fragancias.


visibility 4315
favorite 928

Si te ha gustado, dale a me gusta y compártelo con tus amigos


Comparte tu opinión, ¿qué te pareció el artículo?