Suscríbete

Puedes darte de baja en cualquier momento desde tu cuenta.

Psicología del perfume: la importancia del cerebro para fragancias

El sentido del olfato se define por distintos aspectos físicos que hacen posible su funcionamiento en el organismo humano, pero estos necesitan distintas conexiones neuronales y otras características emocionales para entender cómo se desarrolla la conocida como psicología del perfume.

Los aromas que percibe el ser humano tienen la capacidad de aportar mucha información y de hacer conectar a las personas con el entorno que les rodea.

La psicología del perfume es capaz de diferenciar entre olores y sensaciones agradables o desagradables. Parece que solo se capta el olor, pero, en realidad, se perciben mucha más información a través de la nariz.

Un determinado aroma tiene la capacidad de trasladarnos a lugares, recuerdos, emociones, sentimientos y personas, gracias a la denominada memoria olfativa de la que disfruta el ser humano por naturaleza.

Las sensaciones que evocan los aromas se traducen en un bienestar que disfrutan aquellas personas que captan esos olores.

Conexiones neuronales para entender la psicología del perfume

Las neuronas del olfato envían señales al bulbo olfativo, una zona del cerebro que tiene la capacidad de identificar los olores que el sentido del olfato recibe.

El bulbo olfativo es la clave para entender el procedimiento cerebral relacionado con este sentido tan apreciado en la valoración de los perfumes.

El bulbo está conectado con diversas partes del cerebro fundamentales, como la amígdala o el hipocampo, responsables de la generación de emociones y la formación de recuerdos, respectivamente.

Esta conexión neuronal es la que explica la estrecha vinculación del olfato, la memoria y las emociones.

La autoestima, otro de los beneficios del perfume

Otra de las consecuencias del uso de fragancias es la mejora de la autoestima, gracias a los cuidados que podemos procurar para mejorar el bienestar propio, a través de la salud física, mental, social e, incluso, espiritual.

Al cuidar de nosotros mismos, mejoramos nuestra autoestima de forma considerable, debido a que dedicamos empeño para mejorar nuestro estado y satisfacer nuestras necesidades.

También es una forma de conocernos mejor al averiguar todo lo que necesitamos en un momento determinado para mejorar nuestras ambiciones y nuestro estado de ánimo.

En Esenzzia, estamos comprometidos con la innovación en la elaboración de perfumes de imitación de alta calidad, dando la oportunidad a nuestros clientes de disfrutar de productos únicos que consiguen potenciar la psicología del perfume, un aspecto emocional que, como has comprobado en este post, puede ayudarte a mejorar grandes aspectos de tu vida.

COMPARTE TU OPINIÓN