Cómo cerrar los poros de la cara: la solución definitiva

Os traemos la solución a todos los que quieran saber cómo cerrar los poros de la cara definitivamente. Entra en este post y averigua los métodos!

Cómo cerrar los poros de la cara: la solución definitiva

Una de las principales dudas acerca de la belleza facial es cómo cerrar los poros de la cara, ya que su apertura supone una causa de la aparición de puntos negros o acné.

Por ello, queremos dedicar este post a ofrecerte los mejores consejos sobre cómo cerrar los poros de la cara y lucir un aspecto rejuvenecido, saludable y más brillante.

Cómo cerrar los poros de la cara de forma eficaz

Son muchas las teorías que sostienen que es real la posibilidad de cerrar completamente los poros abiertos del rostro. Incluso, el mercado está plagado de “supuestas” cremas milagrosas que facilitan un proceso de cierre más ágil y efectivo,

Lo cierto es que, en realidad y bajo criterio dermatológico profesional, eliminar los poros abiertos es una tarea casi imposible con los productos mostrados por los gurús que patrocinan estos productos. 

Por tanto, la cuestión, más que cómo cerrar los poros de la cara, debería tratar de cómo limpiarlos o disimularlos, especialmente en los casos en que estos poros se consideren antiestéticos. Pero, ¿cómo hacer que esos elementos se camuflen y no salten a la vista?

La respuesta en la que coinciden la mayoría de expertos en la materia, incluidos los profesionales del campo de la dermatología, es mantener unos buenos hábitos de limpieza facial.

En qué consiste la rutina de limpieza facial

Procurar una óptima planificación de limpieza del rostro consiste en el desarrollo de diferentes técnicas que conduzcan a los mejores resultados posibles en este cometido.

Las acciones más valoradas en este sentido son las siguientes:

  • Baño de vapor dos veces al mes: se trata del remedio casero más común, fácil y eficaz de cuantos podemos sugerirte, ya que el vapor es muy positivo para reducir considerablemente el tamaño de los poros. Con la cara lavada, hierve un cazo de agua y, una vez alcance el punto de ebullición, pásalo a un recipiente que mantenga las altas temperaturas. A continuación, ponte una toalla sobre tu cabeza y pon tu cara cerca del recipiente. Aguanta unos 10 minutos así y, tras concluir este proceso, lávate la cara con agua fría.
  • Bicarbonato de sodio: se trata de una solución cuya eficacia contra el acné está ampliamente demostrada, dadas sus propiedades de secado de la piel. Por este motivo, es conveniente no abusar de esta técnica, que consiste en elaborar una pasta con agua y una cucharada de bicarbonato, aplicándola en las zonas que consideres más afectadas. Realiza un masaje en forma circular con esta pasta durante unos 30 segundos. Tras esto, deja reposar la mezcla unos 5 minutos y retírala con agua tibia. Se recomienda que se utilice esta solución unas 2-3 veces por semana para que los resultados sean los más óptimos.
  • Hielo: la colocación de hielo envuelto en un paño sobre la piel limpia hace que esta gane en términos de firmeza, minimizando las dimensiones de los poros. Es conveniente que pases el hielo por la cara pero sin superar los 30 segundos en cada aplicación. Se recomienda que se recurra a esta acción unas dos veces por semana, preferiblemente justo tras la ducha. 
  • Cremas: aunque muchos de estos productos no cumplen con la función que prometen, existen algunos ungüentos o exfoliantes químicos presentes en el mercado que, realmente, son eficaces.
  • Mascarillas: esta es otra de las soluciones típicas que combaten de forma eficaz la aparición y crecimiento de los poros de la piel, especialmente las que se valen de arcilla, ya que es un componente que absorbe muy bien la grasa excesiva y suaviza la dermis para brindar un tacto más homogéneo y agradable.

Sea cual sea tu elección, lo mejor es que acudas a un profesional en dermatología para que, en función de las condiciones de tu piel y sus necesidades, te aconsejen una solución u otra.

El peeling, la otra alternativa

Otra forma de combatir los temidos poros en la cara es acudir a un centro de medicina estética donde desarrollan tratamientos de peeling químico facial, lo que supone que te puedas olvidar de este problema durante un tiempo, aunque seguirá siendo igual de crucial mantener la rutina de limpieza facial.

Recurrir a este tratamiento supone un paso de gigante en los objetivos personales de acabar con los temidos poros del rostro.

En definitiva, como has podido comprobar, plantear una rutina de limpieza facial será igualmente clave, optes o no por el peeling, ya que si te empeñas durante un par de semanas y después dejas de hacerlo, el rostro volverá a mostrar los poros como protagonistas de su piel.

La constancia, por tanto, es la clave para saber cómo cerrar los poros de la cara o, al menos, disimularlos en la medida de lo posible.

En Esenzzia, te ofrecemos una gran variedad de perfumes de imitación con los que terminar de definir tu estilo con fragancias de primera calidad y al mejor precio, luciendo así un rostro saneado y emitiendo un aroma que defina tu estilo.


visibility 1056
favorite 0

Si te ha gustado, dale a me gusta y compártelo con tus amigos


Comparte tu opinión, ¿qué te pareció el artículo?