Qué es la aromaterapia, para qué sirve y cuáles son sus beneficios

Ahora sabemos que estos aromas no son solo agradables, sino que también pueden ser terapéuticos. Esa es la base de la aromaterapia.

Qué es la aromaterapia, para qué sirve y cuáles son sus beneficios

Es posible que durante los últimos tiempos hayas oído hablar de la aromaterapia. Se trata de una disciplina milenaria que parece haberse puesto de moda en Occidente y en la que, como ya habrás imaginado, los olores tiene un papel destacado. 

Ahora sabemos que estos aromas no son solo agradables, sino que también pueden ser terapéuticos. Esa es la base de la aromaterapia.

Al pasear por un jardín es difícil resistirse a la tentación de arrancar alguna flor y disfrutar de su agradable fragancia. Ahora sabemos que estos aromas no son solo agradables, sino que también pueden ser terapéuticos. Esa es la base de la aromaterapia.

La aromaterapia es una técnica natural que se basa en el uso de aceites esenciales obtenidos a partir de plantas y otros elementos naturales aromáticos. 

Esta terapia se ha usado a lo largo de la historia, y también en la actualidad para tratar determinadas enfermedades y afecciones en el organismo, y su eficacia ha sido más que probada, al igual que sus beneficios para el cuerpo. 

La aromaterapia es, en realidad, el uso de esencias de plantas aromáticas y aceites esenciales con propósitos terapéuticos. Se basa en las propiedades de los aceites esenciales, esencias volátiles naturales que han sido destiladas al vapor o expresadas a partir de plantas aromáticas.

Se dice que hay dos formas en que funciona la aromaterapia; los efectos farmacológicos directos de los aceites y su influencia en el cerebro a través del sistema olfativo, que afecta a la compleja red de nervios conocida como sistema límbico.

Te contamos cómo funciona la aromaterapia de aceites esenciales para eliminar todas tus dudas sobre este método y te explicamos qué es la aromaterapia y cuáles son sus beneficios más destacados.

¿Cómo funciona la aromaterapia?

La clave de la aromaterapia se encuentra en estimular el sentido del olfato con diversos aromas. Estos aromas llegan hasta el cerebro a través de un complejo sistema, y allí, dependiendo del tipo de aroma, activan una serie concreta de neuronas. 

Las neuronas que se pueden activar por medio de los aromas son de diferentes tipos, lo que implica que producen diferentes sustancias químicas que harán que se desencadene el efecto pretendido.

Convertidos en aceites esenciales, los aromas pasan directamente a los centros nerviosos de nuestro cerebro, donde producen una amplia gama de respuestas. Así se ha visto como los aceites esenciales pueden ayudar a aliviar la ansiedad y la depresión, a dominar nuestras reacciones físicas al estrés, inducir sueño, y aumentar nuestra energía. 

Las investigaciones muestran que los aromas de ciertas hierbas - como la lavanda, bergamota, mejorana, y sándalo- alteran las ondas cerebrales, lo que ayuda a inducir la relajación y el sueño.

Cómo se aplica la aromaterapia

Para que todo el proceso anteriormente mencionado tenga lugar, los aceites esenciales se pueden aplicar de diferentes maneras. Combinando varias de estas formas se consigue el mejor efecto de la aromaterapia, que va mucho más allá del olfato.

Por inhalación

Como es lógico, la forma tradicional y más básica de obtener los efectos de la aromaterapia es a través de su inhalación. La forma de inhalar los aceites esenciales pude ser cualquiera, aunque se recomienda una inhalación indirecta, diluida en agua, porque algunos tipos de aceites pueden resultar demasiado fuertes.

Sobre la piel

Mezclar los aceites esenciales con cremas u otros aceites de masaje es siempre una buena idea. Además de obtener todos los beneficios de la aromaterapia, se consigue también reducir el estrés y relajar el cuerpo gracias a su aplicación en forma de masaje.

Cataplasma

En caso de que existan problemas en la piel o en los músculos, aplicar los aceites concretos en forma de cataplasma fría o caliente es algo muy beneficioso, que reducirá los síntomas sin apenas esfuerzo.

Durante el baño

También es posible agregar unas gotas de aceites esenciales al baño caliente, lo que tiene efectos muy positivos en el cuerpo, relajantes y mejorando la circulación.

Vía oral

En algunos casos puntuales puede ser recomendable tomar unas gotas de algunos aceites. Esto no es válido para todos los casos, y siempre deberá hacerse bajo la supervisión de un profesional cualificado.

Beneficios de la aromaterapia

Los efectos de la aromaterapia son variados, desde mejorar el estado de ánimo hasta otros muchos beneficios para la salud. Entre aquellos que han sido avalados por la ciencia destacan:

Reduce el estrés

Si bien los aceites esenciales no pueden eliminar el estrés, la aromaterapia sí ha demostrado cuando se usa con regularidad. Se ha demostrado que los aceites esenciales mejoran no solo nuestra percepción mental del estrés sino también nuestra respuesta fisiológica a los factores estresantes.

Mejora el ánimo

Se cree que cuando los aceites esenciales se unen a los receptores en el sistema límbico puede haber efectos psicológicos significativos que varían desde la disminución del estrés hasta la de los pensamientos negativos.

Aumenta la energía

Ciertos aceites esenciales son conocidos por sus propiedades estimulantes y pueden ayudar a energizar el cuerpo y la mente. Incluso se han llevado a cabo estudios para ver como la aromaterapia puede disminuir la fatiga corporal.

Efecto relajante

Varias investigaciones apoyan el uso de la aromaterapia para mejorar la calidad del sueño. Uno de los aceites esenciales más utilizados con este fin es el de la lavanda.

¿Qué aceites esenciales se utilizan en la aromaterapia?

Así pues, el uso de la aromaterapia está emergiendo como ayuda natural para resolver ciertos problemas de salud, especialmente los relacionados con el estrés, la ansiedad o la falta de sueño.

Hoy en día podemos obtener estos beneficios de los aceites esenciales preparados comercialmente, altamente concentrados. Una planta puede contener una cantidad tan pequeña como el 1% de aceite fragante, pero cuando que el aceite se extrae y se destila, el aroma es intenso. Para hacer una onza de aceite de rosa de Bulgaria, por ejemplo, requiere 600 libras de pétalos de rosa. Una gota de aceite de hierbas contiene el equivalente a dos tazas de té.

Debido a que los aceites esenciales son altamente concentrados, para su uso primero es necesario diluirlos con un aceite portador. Algunas personas tienen una reacción alérgica a los aceites, por lo que tendrás que tener algo de cuidado al probar un nuevo aceite, ya que los aceites esenciales pueden pasar a través de la piel hacia el torrente sanguíneo, y no deben ser utilizados por las mujeres embarazadas.

Habla con un médico cualificado antes de aplicar el aceite esencial si tienes la piel sensible, la epilepsia, la presión arterial alta, o si ha tenido alguna operación recientemente.

Muchos de estos aceites esenciales se pueden almacenar durante años sin perder su fragancia, aunque algunos aceites cítricos - como naranja y limón - necesitan refrigeración. Guárdalos en botellas oscuras, bien cerradas, preferiblemente en un lugar fresco y siempre lejos de la luz del sol.

Ya sabes cómo funciona la aromaterapia de aceites esenciales. Estos mismos aceites son los que muchas veces se utilizan para lograr los mejores aromas en perfumes de imitación. Si quieres disfrutar de aromas únicos, echa un vistazo a nuestro amplio catálogo de perfumes de equivalencia.


visibility 2907
favorite 797

Si te ha gustado, dale a me gusta y compártelo con tus amigos


Comparte tu opinión, ¿qué te pareció el artículo?