Suscríbete

Puedes darte de baja en cualquier momento desde tu cuenta.

Razones por las que nunca debes aplicar perfume en las axilas

Si en algún momento te has preguntado por qué es más conveniente que perfumes la parte de las axilas con desodorante y no con perfume, esta recomendación tiene mucho sentido; descubre por qué no aplicar perfume en las axilas bajo ningún concepto en este post.

¿En algún momento no has tenido desodorante a mano y has recurrido a una colonia o perfume para aplicar bajo las axilas? ¿Alguna vez has pensado por qué se recomienda el uso de desodorante y no de fragancias de este tipo para esta parte tan específica del cuerpo?

Las axilas son una región donde abunda la sudoración, por lo que esta sustancia química del organismo humano que desprende ese aroma tan característico (eso sí, no igual de intenso en todas las personas) es incompatible con otros aromas como los que emiten los perfumes.

La concentración de alcohol de los perfumes es otra de las bases para entender que no se trate de una zona del cuerpo muy adecuada donde aplicarlos. La dermis de las axilas es de las más delicadas del toda la que recubre a las personas, por lo que aquellos productos más intensos pueden ser muy perjudiciales para la piel de la parte posterior de los hombros.

La conjunción del alcohol y la piel de esta parte, por tanto, puede ser muy negativa para tu salud dermatológica.

Todavía peor en las axilas depiladas

Las nuevas tendencias apuntan a un mayor gusto por la depilación, ya no solo en el colectivo femenino, sino también en los hombres, con muchos de ellos que tienen en mantener las axilas libres de vello una de sus prioridades para un estilo de vida acorde a estas circunstancias, especialmente en las personas deportistas.

Pues bien, todavía son peores los efectos de aplicar perfume en las axilas en estos casos, puesto que el vello actúa de protección en esta zona tan sensible ante posibles infecciones, irritaciones, debido a su composición con mayores o menores proporciones de alcohol.

Teniendo en cuenta todos estos aspectos, puedes entender que no es muy aconsejable aplicar perfume en las axilas.

Recuerda que hay zonas del cuerpo más adecuadas para optimizar el rendimiento y el efecto de la fragancia, como los laterales del cuello, la zona superior del pecho o tras las orejas.

Esas partes del cuerpo cuentan con una piel menos sensible que las axilas y, al carecer de pelo, pueden emitir sus notas aromáticas con más intensidad y calidad que en la parte posterior de los hombros.

En Esenzzia, contamos con un amplio y variado catálogo de perfumes de imitación de calidad, con los que puedes tener la certeza de que dispondrás de un aroma que puede definir tu estilo y hacer que todo tu entorno te recuerde por ese producto. 

COMPARTE TU OPINIÓN