Suscríbete

Puedes darte de baja en cualquier momento desde tu cuenta.

La relación del perfume para el coche con la conducción

Un perfume para el coche es ideal para contar con una fragancia que armonice el ambiente en el habitáculo del automóvil pero también es decisivo para aplicar determinados modos de conducción debido a la incidencia del aroma en aspectos psicológicos y/o emocionales.

El perfume para el coche es un producto que, dados los aspectos fundamentales de la conocida como psicología de los aromas, puede influenciar en distintas actitudes a la hora de conducir.

Hemos mencionado en numerosas ocasiones el poder del sentido del olfato, siendo este, incluso, uno de los estimulantes más fuertes de nuestro entorno.

Por ello, se trata de uno de los elementos más decisivos para modificar hasta tu forma de conducir.

¿No te lo crees? Sigue leyendo y conoce más sobre el fenómeno del perfume para el coche para entender las distintas formas de guiar tu automóvil.

Perfume para el coche y su relación con la conducción

Se han realizado diferentes estudios recientemente cuyas conclusiones apuntan a un estrecho vínculo entre el aroma percibido y los modos de conducción, así como en su estado de ánimo mientras permanece en el interior del coche.

Si se eligen las fragancias más adecuadas, dependiendo de los gustos y preferencias del conductor, puede otorgarle una mayor capacidad de reacción ante posibles peligros o ayudarle a mantenerse concentrado en su entorno, prioridades a la hora de desplazarse en un vehículo de forma segura.

Aromas para el coche positivos

Un perfume para el coche considerado como positivo para la conducción es aquel cuya composición sea alguna o una combinación de las siguientes: canela, limón, café, hierbabuena, aromas con olor a limpio o aquellos que evoquen al mar, con alta concentración salina.

En cambio, si el conductor percibe aromas desagradables y contrarios a los que les gusta a su olfato, puede redundar en un incremento de la velocidad (en ocasiones, inconscientemente), propiciar la fatiga y el sueño o irritar su carácter.

Aromas para el coche negativos

Los perfumes para el coche negativos, sin embargo, pueden ser la manzanilla, la lavanda, el jazmín, el olor a hierba recién cortada, el pino (aunque sea una materia prima muy común en ambientadores), cuero, aceite, la bollería o los productos “fast food” de comida rápida.

Estas sugerencias son aplicables tanto a los perfumes que usan las personas, que puede expandirse en mayor o menor medida dependiendo de su intensidad, o los ambientadores que emplees para el interior de los coches.

Esta es la información básica sobre los aromas en el coche, en busca de ayudar a los clientes de nuestra tienda de perfumes de imitación de calidad a encontrar las mejores fragancias para una conducción confortable y totalmente segura.

COMPARTE TU OPINIÓN