Cómo hacer perfumes caseros con aceites esenciales paso a paso

Quizás hayas oído hablar de la tendencia DIY. Son las siglas de Do It Yourself o, traducido al español, Hazlo Tu Mismo. Una filosofía de vida que se ha popularizado en todo el mundo y a la que el sector de la perfumería no permanece indiferente. 

Cómo hacer perfumes caseros con aceites esenciales paso a paso

Quizás hayas oído hablar de la tendencia DIY. Son las siglas de Do It Yourself o, traducido al español, Hazlo Tu Mismo. Una filosofía de vida que se ha popularizado en todo el mundo y a la que el sector de la perfumería no permanece indiferente. 

Por eso ahora mismo estás buscando cómo hacer perfumes con aceites esenciales en tu propia casa, y eso es justamente lo que queremos enseñarte en este post. Verás que el proceso es rápido y fácil de hacer. 

Ingredientes para hacer perfumes con aceites esenciales

Antes de comenzar con la elaboración del perfume es necesario tener a mano algunos ingredientes. Son los siguientes:

  • Frasco de vidrio
  • Alcohol de 96º, neutro, sin olor
  • Tarro de cristal con tapa
  • Pipeta Pasteur
  • Glicerina
  • Embudo
  • Agua
  • Aceites esenciales para los aromas

Puedes encontrarlos en perfumerías, droguerías, farmacias…, y por supuesto en Internet. Así que no será difícil encontrarlos. Estas son las cosas que necesitas para empezar el procedimiento; ahora pasamos al método de elaboración en sí.

Pasos para hacer perfumes caseros naturales

Prepara el frasco

El frasco de vidrio será el mejor recipiente para tu perfume. Escoge un frasco que sea de tamaño manejable, pensando en la cantidad de perfume que quieres elaborar. Si puedes reutilizar un frasco antiguo de perfume, pero antes de usarlo asegúrate de que esté bien limpio. 

Prepara la mezcla

La mezcla no se hace en el frasco del perfume, si no en el tarro de cristal con tapa. Los ingredientes que se usan para esta mezcla son el alcohol, los aceites, el agua y la glicerina. Cada uno de ellos cumple con una función. Por ejemplo, la glicerina es el fijador, mientras que los aceites esenciales son los que dan el olor a la fragancia. 

Las proporciones de la mezcla son variables, y se pueden encontrar múltiples combinaciones. En nuestro caso te recomendamos la siguiente: 15% de aceites esenciales, 65% de alcohol, 15% de agua y 5% de glicerina.

Con estos porcentajes ya sabes cuánto tienes que echar de cada ingrediente en función de la cantidad de perfume que quieras preparar. Por ejemplo, si quieres hacer 100 mL de perfume echa en el tarro 65 mL de alcohol, 15 de aceites esenciales, 15 de agua y 5 de glicerina. Para echar las cantidades adecuadas ayúdate de la pipeta y el embudo. 

Pero, ojo, los ingredientes no se añaden en ningún orden. De hecho, deberás tener dos recipientes distintos. En uno mezclas el alcohol con los aceites esenciales, en el otro mezclas el agua con la glicerina. Cuando tengas las dos mezclas, juntalas en el mismo tarro, cierralo y agita bien. Enhorabuena, tu perfume ya está listo, pero tendrás que esperar un poco antes de usarlo. 

Espera 

Una vez listo el perfume es necesario dejarlo reposar durante varios días. Se recomienda que este tiempo de maceración sea de unas dos semanas, y que durante ese tiempo el perfume esté guardado en un lugar fresco y oscuro. Después de ese tiempo, podrás usarlo.

Ten en cuenta que los perfumes caseros no tienen la misma duración que los perfumes profesionales, así que perderán sus propiedades con más rapidez. Por tanto, no tardes mucho en gastarlo o encontrarás que el olor ya no es el mismo que al principio o que la intensidad ha disminuido. 

Qué aceites esenciales usar para hacer un perfume casero

Los aceites esenciales dan al perfume su aroma característico, y recordemos que una fragancia se compone de tres notas distintas:

  • Nota de base
  • Nota media
  • Nota de salida

La nota base es la parte más duradera de la fragancia. Hay muchas posibilidades de notas de base, pero los aceites esenciales de canela, jazmín, madera de cedro, rosa, vainilla, mirra y clavo son excelentes notas de fondo.

La nota media es el aroma que aparece un poco después de aplicar la fragancia. La manzanilla, el geranio, el enebro, el pino, el romero, el ylang-ylang, la nuez moscada, la lavanda, el ciprés y el laurel son buenas notas medias.

La nota de salida es el aroma que se huele inmediatamente después de la aplicación y también el último aceite esencial que completa el perfume. Algunos buenos aceites esenciales para la nota de salida son el eucalipto, el limón, el pomelo, la menta, la menta verde, la salvia, el árbol del té y la naranja.

Las proporciones entre los aceites esenciales de base, media y salida deben ser equilibradas. Es decir, aproximadamente la misma cantidad de cada uno de ellos. Puedes probar diferentes combinaciones de notas hasta encontrar la que más te guste. Te sentirás como un auténtico perfumista.  

Ahora ya sabes cómo hacer perfumes naturales y puedes disfrutar creando tus propias fragancias. Pero recuerda que también tienes disponible nuestro amplio catálogo de perfumes de imitación a precios sin competencia. Encuentra el tuyo. 


visibility 4658
favorite 798

Si te ha gustado, dale a me gusta y compártelo con tus amigos


Comparte tu opinión, ¿qué te pareció el artículo?