Trucos para tener unas manos bonitas y cuidadas

Si deseas lucir unas manos bonitas es importante que sepas cómo cuidarlas teniendo en cuenta algunos pasos a seguir. En este post de Esenzzia te tareas algunos trucos para tener unas bonitas y cuidadas, manteniéndolas siempre limpias e hidratadas.

Trucos para tener unas manos bonitas y cuidadas

Cómo tener unas manos bonitas 

Las manos son una carta de presentación al mundo y también una herramienta de trabajo. Por ello, es importante saber cómo cuidarlas para mantenerlas siempre limpias, hidratadas y jóvenes para dar una buena impresión.

Las manos necesitan una hidratación constante ya que es una de las zonas del cuerpo que más se resecan debido a la exposición a la suciedad por las múltiples tareas que realizamos diariamente con ellas. 

Tener las manos bonitas no es una cuestión de genética, sino más bien de hábitos. Y existen algunos hábitos, así como un cierto desinterés en su cuidado lo que hace que tengamos una manos más o menos bonitas. Los padrastros, la suciedad de las uñas, los callos, las grietas, la sequedad, etc., son señales de tener una manos descuidadas, lo cual debemos evitar. 

Mantén las manos siempre limpias

Aunque es obvio, nunca está de más recordarlo: para lucir unas bonitas bonitas es necesario que estén siempre limpias, sin olvidar las uñas, que es donde más suciedad y gérmenes se puedes acumular. Eso quiere decir que hay que lavarlas siempre con regularidad, cada día, con un producto acorde al tipo de piel. 

Lo ideal es lavarlas con agua y jabón antes y después de comer y siempre después de haber tocado algún objetivo en espacio públicos, como por ejemplo el metro, una tienda, etc. Como también es importante lavarlas después de haber realizado alguna actividad, como por ejemplo deporte, hacer la comida, manualidades o arreglar el jardín. 

Una buena opción para mantenerlas limpias cuando estás fuera de casa y no tienes acceso a agua y jabón es llevar contigo un gel antibacterial para aplicarte sin problemas cuando lo requieras. 

Manos hidratadas

Para ralentizar los signos del envejecimiento, es esencial mantener una manos hidratadas siempre y adecuadamente. Así, para evitar también la resequedad y el daño celular, es importante que las hidrates constantemente. 

Para ello, puedes llevar una crema de manos contigo y aplicarla cada vez que sientas que es necesario, como por ejemplo, después de lavarlas. 

Usa guantes para limpiar

Los productos de limpieza pueden resultar bastante dañinos para la piel ya que suelen llevar sustancias que son agresivas para la piel de las manos, pudiendo causar algunos problemas. 

Por ello, este es uno de los consejos más importantes, ponerte guantes cada vez que hagas tareas de limpieza en casa o en cualquier otro lugar. 

La manicura

Si realmente deseas unas manos bonitas y cuidadas, además de los hábitos cotidianos, puedes optar por hacerte la manicura con regularidad. Así te garantizarás unas manos cuidadas y bonitas, ya que no solo tendrás las uñas arregladas, sino que también estarás libre de cutículas y de células muertas. 

Protege tus manos en el invierno

El frío y los cambios bruscos de temperatura pueden dañar la piel de nuestras manos, ya que estos factores las resecan, cuartean y envejecen. Por ello, es importante protegerlas de las bajas temperaturas y de sus cambios con un sencillo tip: ponerte guantes antes de salir al aire libre y quitártelos al entrar en algún lugar con temperaturas cálidas. 

Mascarilla refrescante para las manos

Un truco para mantener unas manos bonitas y cuidadas es guardar la crema hidratante de manos en la nevera durante unas horas y luego aplicártela sobre la piel. Además, ponerte una crema fría sobre las manos puede resultar bastante placentero, sobre todo en el verano. 

Como también puedes prepararte una mascarilla refrescante en casa para aplicártela sobre las manos. Por ejemplo, puedes hacerte una mascarilla con puré de pepino y aceite de coco. 

Fortalece tus uñas

En ocasiones tienes la piel de tus manos sana y bonita, pero tus uñas lucen débiles, quebradas y con mal aspecto. En estos casos es aconsejable aplicarse un tratamiento para fortalecer tus uñas y así mantenerlas en buen estado. También es importante que lo acompañes con buenos hábitos para que resulte efectivo. 

Exfolia tus manos regularmente

Una exfoliación suave una o dos veces a la semana ayuda a remover las células muertas de la piel y a dotarla de vitalidad. Para eliminar todas las impurezas, tan solo necesitas un exfoliante ideado para las manos y acorde a tu tipo de piel. Presta especial atención si tienes la piel de las manos muy sensible. 

Basta con aplicarte una pequeña cantidad y frotar ambas manos realizando un suave masaje para que actúe en profundidad. 

Además, incluso puedes hacer un exfoliante casero con ingredientes naturales. Por ejemplo, puedes hacer un exfoliante casero para mantener tus manos bonitas y cuidadas con los siguientes ingredientes: nuez moscada en polvo, azúcar moreno y yogur. 

En un cuenco mezclas la nuez y el azúcar, agregas el yogur, lo remueves hasta conseguir una pasta con grumos, te aplicamos el exfoliante y te masajeas suavemente con ambas manos. Luego te enjuagas con agua abundante, te secas bien y te aplicas una crema hidratante. 

Con estos trucos ya puedes tener unas manos bonitas y cuidadas. Y, para acompañarlas, echa un vistazo al catálogo de perfumes de imitación de Esenzzia, dónde encontrarás fragancias increíbles con las que podrás mostrar tu verdadera esencia. 


visibility 398
favorite 0

Si te ha gustado, dale a me gusta y compártelo con tus amigos


Comparte tu opinión, ¿qué te pareció el artículo?