Suscríbete

Puedes darte de baja en cualquier momento desde tu cuenta.

Cómo mejorar el olfato con ejercicios diarios sencillos

Cualquiera de nuestros sentidos puede ser estimulado, para conseguir que se agudice, en el caso del olfato, existen una serie de ejercicios que nos permiten entrenar este sentido. Cómo mejorar el olfato es una de las cuestiones a las que nos enfrentamos los que nos dedicamos al sector de la perfumería, y es que distinguir aromas es una de las partes fundamentales de nuestro trabajo diario.

¿Cuántos olores puede distinguir el ser humano?

Los sentidos están basados en órganos extremadamente precisos. En el caso del olfato, se estima que la nariz humana es capaz de captar hasta un billón de olores, sí, un billón, imagina la capacidad olfativa que tiene este órgano. Para establecer una comparativa, el ojo humano es capaz de distinguir unos 5 millones de tonos de color.

La clave para los profesionales del perfume no es solo agudizar el olfato, además, es imprescindible distinguir entre aromas que son muy parecidos, pero que esconden notas muy sutiles que los diferencian. 

Para el sector de la perfumería es muy importante crear aromas con carácter, distinguibles desde el primer momento, la gran cantidad de aromas que existen nos permiten trabajar con total libertad, eligiendo entre millones de aromas.

Entrenar el olfato con ejercicios diarios

Cualquier sentido se puede agudizar con un entrenamiento adecuado. En el caso del olfato, se trata de un sentido químico, debido a que son las moléculas químicas las que llegan a las fosas nasales en forma de vapor, este vapor se deshace en las mucosidades y se trasladan al epitelio olfativo. este proceso se puede mejorar, tanto para potenciar los aromas como para distinguir entre olores con notas semejantes, algunos ejercicios acerca de cómo mejorar el olfato son los siguientes.

Percibir aromas dominantes

En perfumería, un ejercicio muy común se basa en tratar de percibir olores dominantes en un perfume determinado. Los perfumes incluyen decenas de aromas, solo personas especializadas en la creación de perfumes son capaces de distinguir decenas de notas en una sola colonia, sin embargo, es posible ejercitar el olfato distinguiendo los olores dominantes en un perfume. 

Si eres capaz de distinguir entre las notas protagonistas de un perfume, estarás ejercitando tu olfato.

Captar la evolución de un perfume

Los mejores perfumes son aquellos que evolucionan con el paso de las horas, las notas de salida cambian a notas intermedias, por último, los aromas de fondo permanecen durante horas. 

Un ejercicio olfativo muy efectivo se basa en percibir la variación de aromas que experimenta un perfume con el paso del tiempo, si eres capaz de percibir esta evolución estarás entrenando tu sentido del olfato.

Respiración profunda

La mayoría de los aromas nos llegan mediante la respiración nasal, es decir, de manera involuntaria. Para captar los aromas, un ejercicio muy común es realizar inspiraciones profundas, tratando de captar los aromas que existen en el ambiente. 

Habitualmente nos centramos en un olor, sin embargo, en cualquier ambiente existen todo tipo de olores que, continuamente, nos llegan a los órganos encargados de captar olores, mediante respiraciones profundas somos capaces de distinguir los aromas que están presentes en el lugar en el que nos encontramos.

Distinguir olores

En la naturaleza existen aromas muy similares, que sin embargo tienen matices muy diferentes. En la familia floral, por ejemplo, hay millones de aromas que, a pesar de ser muy parecidos, esconden notas olfativas propias que los distinguen, aprender a diferenciar aromas de la misma familia también es un ejercicio excelente para agudizar nuestro sentido del olfato.

El café como aroma básico

Uno de los trucos clásicos de perfumería se basa en oler café. Existe un concepto como memoria olfativa, que permite recordar las notas de un aroma determinado, el problema de la memoria olfativa es que puede contaminar los olores que percibimos a continuación, y por tanto no permite que un aroma nos llegue de manera aislada, oler café nos permite eliminar el recuerdo del aroma anterior, para poder captar de manera completa un olor.

Oler con los ojos cerrados

Otro ejercicio muy útil para estimular el olfato es llevar a cabo ejercicios con olores con los ojos cerrados. Al tener los ojos cerrados, podemos concentrarnos exclusivamente en los aromas que nos llegan desde el exterior, definiendo mucho mejor los olores. El objetivo es permitir una concentración máxima en el olor que estamos captando, sin que ningún otro sentido pueda interferir en los aromas que estamos captando. 

Mejorar el sentido del olfato

Los ejercicios para mejorar nuestro sentido del olfato no solo son recomendables para los que nos dedicamos al mundo de la perfumería, cualquier persona puede potenciar su manera de captar aromas con ejercicios muy sencillos, orientados a conseguir una mayor intensidad aromática. Si quieres saber cómo mejorar el olfato, practica con estos ejercicios a diario. 

COMPARTE TU OPINIÓN