Suscríbete

Puedes darte de baja en cualquier momento desde tu cuenta.

Reciclar frascos de perfume, un esfuerzo más por el medioambiente

Los envases de las fragancias que te aplicas cada día, cuando estas se acaban, pueden tener otra vida y, de esta forma, colaborar con el cuidado del entorno natural, por lo que debes recordar que reciclar frascos de perfume será siempre un acierto.

¿Los frascos de perfume se reciclan?

Por supuesto, los frascos de perfume se reciclan para darle un nuevo uso y, de este modo, poder reutilizarlo en otros formatos y evitando tener que fabricar nuevos envases.

Así, reciclar frascos de perfume es muy sencillo: como estos suelen ser de vidrio, van al contenedor destinado a este material, junto a tarros de conservas, botellas o envases de cosmética.

No confundas los residuos porque otros objetos como jarras, copas, vasos, figuras, bombillas o espejos, que están compuestos de cristal, no deben arrojarse a este contenedor.

No obstante, si quieres reciclar envases de perfumes hechos de plástico, estos tendrán que introducirse en su recipiente correspondiente, el de color amarillo.

Qué supone reciclar frascos de colonia

Reciclado de envases de vidrio

Reciclar frascos de perfume de vidrio supone, sobre todo, ahorrar grandes cantidades de energía (entre un 20 y un 30%) y materias primas para la fabricación de nuevos envases (por cada kilo de vidrio reutilizado se ahorra en torno a 1,2 kg de materia prima nueva).

Esto también se traduce en una reducción de contaminación atmosférica (por cada tonelada reciclada, se impide la emisión de hasta 200 kg de CO2) y de la cantidad de vidrio que se tira a los vertederos (por cada 3.000 envases de vidrio a los que se da una nueva vida, se impide la generación de una tonelada de basura).

Reciclado de envases de plástico

En cuanto a los distintos formatos de plástico que podemos encontrarnos, su reciclaje supone dar una nueva vida a envases, transformándolos en productos completamente nuevos, como bolsas de la compra, plástico de burbujas o aislantes.

También puedes cuidar el medioambiente sin desprenderte de estos objetos: usarlos como ambientadores, como floreros, terrarios, lámparas o como un elemento más de la decoración (por ejemplo, llenándolos de agua con colores) pueden ser soluciones muy prácticas para reutilizar frascos de perfume.

El largo proceso de descomposición de estos materiales, además de los grandes beneficios que supone darle un nuevo uso, son motivos de sobra para apostar por no tirarlos sin seguir unos criterios de reciclaje.

En Esenzzia estamos comprometidos con el medioambiente, por lo que empleamos en todos nuestros procesos de elaboración de perfumes de imitación los materiales más sostenibles para aportar nuestro granito de arena al cuidado de nuestro entorno natural.

COMPARTE TU OPINIÓN